Artículo

La Infidelidad

03/10/2014

Sin duda la infidelidad es una situación que puede presentarse en cualquier pareja. Las razones son multifactoriales, por lo que no es posible esquematizar del todo o desarrollar un modelo que pudiera evitarla al 100%, no obstante existen ciertos factores que pueden predisponer o presuponer una infidelidad y que son independientes del género.

 

En general tanto hombres como mujeres estamos expuestos a sufrir de una infidelidad, algunos factores determinantes son:

 

Se nos olvida comportarnos como novios después de casados. Pasan apenas unos meses de vivir juntos y damos todo por sentado, es decir, ¡dejamos de conquistar a nuestra pareja!, ya no somos tan detallistas como antes. Cuantas mujeres dejan su arreglo personal por completo. Cuando llegan los hijos esto se incrementa terriblemente, basta con fijarse como van la mayoría de las mamás a las escuelas a dejar a sus hijos, literalmente en pants deportivos, sin una gota de maquillaje y con una cinta o moño mal puesto que sujeta unsa masa desordenada y despeinada de cabello, obviamente el marido se despide dejando a una mujer descuidada en su aspecto y cuando regresa a casa se encuentra muchas veces con lo mismo. La plática a su llegada seguramente será de todo lo que se imaginen que represente quejas (tareas, deudas, necesidades familiares, etc. etc.) y casi nunca de temas íntimos de pareja o temas interesantes para su contraparte.

 

Algunos hombres por su parte no se quedan atrás, apenas se casan o se van a vivir con su nueva mujer y creen que ella pasan a ser de su propiedad. Finalmente la sociedad y nuestra cultura las considera como "la Señora de ... " y eso parece casi sinónimo de ADQUISICION, así como si de un coche, una casa o un traje se tratara. Los hombres consideran que "ella es mía" y dan por hecho que NADE puede llegar a quitárselos ya que tienen una especie de título de propiedad.

 

Muchos hombres cambian radicalmente su comportamiento hacia sus mujeres a partir de la luna de miel, algunos hacen sentir su poder y su machismo desde los primeros días sometiendo a su pareja a la brevedad con el fin de demostrar "quien manda" en la relación. Esto puede ir desde el sutil control económico hasta la más clara o evidente violencia psicológica o física. Si bien no todos los hombres cumplen con este escenario fuerte pero desafortunadamente real para muchas mujeres, otros simplemente matan el amor de sus mujeres con la MAS PODEROSA DE LAS ARMAS: LA INDIFERENCIA.

 

Ante tales escenarios que desafortunadamente son más comunes de lo que creemos, la amenaza está en cualquier lugar y en cualquier momento. SI DESCUIDAMOS A NUESTRA PAREJA, ABRIMOS UNA GRIETA POR LA CUAL SE PUEDE FILTRAR MUY FACILMENTE UN TERCERO EN DISCORDIA. Y entonces la responsabilidad será compartida uno porque lo hizo y el otro porque lo permitió.

 

Existen casos que en que la infidelidad tiene que ver con la historia particular de la persona INDEPENDIENTEMENTE de la pareja con la que se case y sus acciones. Estas personas no saben , establecer un verdadero compromiso, son aquellos hombres a los que se les dice que son como "Don Juan Tenorio" ya que antes y después de sus relaciones tienen una y otra y otra mujer ya que su satisfacción principal radica en la conquista. Y que tal aquellas mujeres que se les llama "Devora Hombres" que más tardan en conquistar a un hombre que ya andan en la cama con otro, y con otro por las mismas razones. A este tipo de personas les cuesta MUCHO trabajo ser monógamos y lo más seguro es que repitan una y otra vez la misma historia, por tal motivo quien decida "casarse" o vivir en pareja con alguien así TENDRA QUE ASUMIR EL RIESGO y no esperar el anhelado cambio en aras del amor.

 

Hablar de infidelidad es muy complejo, lo que quiero dejar de mensaje a todas las parejas por el momento es que VUELVAN A SER NOVIOS!!!, no abramos grietas por las cuales se filtren personas que pueden lastimar nuestras vidas. Establezcamos límites de pareja razonables y respetables por ambos. Pero si la infidelidad ya sucedió, pónganse en manos de expertos ya que siempre que aún exista un pequeño vestigio de amor verdadero en la pareja SE PUEDE RESCATAR LA RELACIÓN.

 

Estela Durán Mena, Ph.D.

Please reload

© 2019 por CEPBREHI. Todos los Derechos Reservados.​